Pontevedra - Guia de Pontevedra

Buscador
Vaya al Contenido

Menu Principal

Pontevedra

 
 
 

La leyenda

La historia de Pontevedra comienza con las leyendas mitológicas. Cuentan las leyendas que Teucro, hijo de Telemón y Hersione, se fue a la guerra de Troya con su hermano Ajax y, finalizada ésta, al regreso se enamoró de una sirena de nombre Leucoiña, y la siguió hasta la ría donde ahora se asienta Pontevedra. Así, el primer nombre que recibiría la ciudad sería el griego de Helenes, como recuerdo de Leucoiña, y después de eso se casó con Helena la hija del Rey Putrech quien en ese momento dirigía el ejército griego hacia la ciudad de Atenas.

Edad Media

En 1169 el rey de León Fernando II proporciona a la ciudad poderes y privilegios comerciales que marcan su desarrollo futuro, existiendo algunos textos de esta época en los que se denomina a la ciudad como Pontis Veteri. La localidad fue atacada y rendida en 1386 por las tropas inglesas del duque de Lancaster. Durante toda la Edad Media destacó la zona de los astilleros de Lérez, construyéndose la carabela "Galega", que luego sería bautizada como la Santa María, que formó parte de la expedición de Colón. Sus intercambios económicos no se reducían solo a las Rías Baixas, sino que muy pronto comenzó a tratar con países europeos como Italia, Francia y Portugal, a quienes exportaba pescado, vinos y conservas, entre otros productos.


El nombre Pontevedra deriva del latín y significa puente viejo.

Siglo XIX

No sería hasta el siglo XIX cuando con la creación de las provincias y designación de Pontevedra como capital la ciudad resurgiera, al aparecer nuevas instituciones y servicios que trajeron población y dinero. A principios del siglo XX, antes de la Guerra Civil Española Pontevedra era un hervidero social y cultural, pero ante la imposibilidad del buen uso del puerto por falta de calado, la industria se decantó por Vigo, ciudad abierta al mar y con uno de los mejores puertos del mundo.

Siglo XXI

Pontevedra se encuentra en el fondo de la ría del mismo nombre, en la desembocadura del Lérez. Está asentada en una loma rocosa relativamente aplanada por la erosión que, aunque no es de mucha altura, ha obligado a que el río Lérez la tenga que rodear por el norte antes de abrirse a la ría. Ello hace que las únicas calles algo empinadas sean las que bajan a la zona de orillamar y del río. Este emplazamiento siempre fue muy estratégico, ya que es el primer punto viniendo desde el mar, a través de la ría, donde primero se puede cruzar de norte a sur mediante un puente.


A pesar de su reducido tamaño, Pontevedra es una ciudad que cuenta con un gran número de barrios. Históricamente el más conocido es el de El Burgo, famoso por su puente de unión entre las dos orillas y por estar enclavado entre las junqueras de Alba y del Lérez. Monteporreiro es una urbanización residencial por excelencia junto con Campolongo, ya enclavado en el entresijo urbano de la urbe lerezana. Mollabao se caracteriza por sus residentes militares principalmente. En expansión se encuentra A Parda, que en unos años se convertirá en uno de los barrios más importantes de la ciudad. También sobresalen La Seca y Salgueiriños.

Museos

Museo Provincial de Pontevedra: Museo que reúne más de 16.000 piezas entre las que figuran pinturas, esculturas, dibujos, grabados, objetos arqueológicos, monedas, instrumentos musicales o joyas.
Museo del Monasterio de Poyo: Monasterio del siglo VII, en el vecino municipio de Poyo. Una sala del monasterio alberga el Museo de Antón Machourek con una colección de ciento cincuenta obras de este artista checo, además de la obra más representativa del pintor gallego Pedro García Lema y acuarelas del mercedario Julián Martín Casado. En la Biblioteca se muestran recuerdos personales del sacerdote Antonio Rey Soto, que vivió en el monasterio: dibujos de Castelao, cerámica de Sargadelos, etc.


Actualmente Pontevedra vive una segunda juventud, viendo como su población aumenta en detrimento de los otros grandes núcleos de Galicia, que ven como sus habitantes se trasladan a los municipios limítrofes.

Tras los intentos de transformación en una ciudad moderna durante el siglo XIX, ésta se alcanzó a partir de 1950, apreciándose un notable desarrollo urbanístico, comercial e industrial.

El Lérez es el río más importante del municipio; lo atraviesa de este a oeste durante 10 km y mantiene un caudal abundante y permanente gracias a los afluentes que lo nutren.

Aún se conservan, de manera dispersa, grupos de alcornoques, robles, alisos y fresnos. En los terrenos donde conviven el agua dulce y salada crecen las junqueras.



Como ocurre en la mayor parte de la costa occidental gallega, el clima de Pontevedra es templado lluvioso. La temperatura media anual es de 15 grados y la precipitación es abundante en otoño e invierno. El pontevedrés es un clima de transición del oceánico al mediterráneo.

Existe un campus universitario dependiente de la Universidad de Vigo, situado en la orilla norte del río Lérez en la salida hacia La Coruña, donde se encuentran las Escuelas Universitarias de Ingeniería Técnica Forestal y Fisioterapia así como la Facultad de Ciencias Sociales y Comunicación. Fuera del campus están la Facultad de Ciencias de la Educación con un Pabellón de Deportes propio, la Escuela Universitaria de Enfermería y la Facultad de Bellas Artes en el antiguo cuartel de San Fernando, junto a la Alameda, en pleno centro de la ciudad. Dentro de la Facultad de Bellas Artes se ha implantado un nuevo Graduado en Diseño y Moda.

 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal